martes, enero 03, 2006

Nuevas miras

Como cuesta llevar adelante una de las cosas que siempre quieres hacer
pero nunca te has dado cuenta de que lo puedes hacer, hasta que llega
tu momento. La sensación de estar siempre en una lucha interna y
externa, ver que las cosas no siempre son lo que esperas, despertar un
nuevo día en el que sólo cambia un número puede desalentar si tu mente
forma parte de la idea decadente y autodestructiva que se alimenta de
neuronas empeñadas en pensar que el paso del tiempo es en vano. La
verdad es que los retos forman parte de la vida de cada día, soñar es
lo último que se debe perder si todavía hay vida en nosotros y las
situaciones típicas de que las cosas no avanzan simplemente se
confabulan para abrir paso a un momento de movimiento extremo,
acomodarse en esa pasividad quizá si que es morir, pero utilizarlo
para recargar las ganas y la ilusión por una nueva empresa, puede que
resulte más beneficioso.

Somos lo que decidimos ser, y los cambios conllevan un precio, sólo
hay que estar dispuesto a aceptar ese precio para que el cambio sea
positivo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home



hits
see web stats